¿Qué es el diseño web responsive?

¿Qué es el diseño web responsive?

El diseño web responsive o adaptativo es una técnica de diseño web que busca la correcta visualización de una misma página en distintos dispositivos. Desde ordenadores de escritorio a tablets y móviles.

Hoy en día accedemos a sitios web desde todo tipo de dispositivos; ordenador, tablet, smartphone… por lo que, cada vez más, nos surge la necesidad de que nuestra web se adapte a los diferentes tamaños de los mismos.Pero, ¿qué es esto exactamente?

¿En qué consiste el diseño responsive?

Se trata de redimensionar y colocar los elementos de la web de forma que se adapten al ancho de cada dispositivo permitiendo una correcta visualización y una mejor experiencia de usuario. Se caracteriza porque los layouts (contenidos) e imágenes son fluidos y se usa código media-queries de CSS3.

El diseño responsive permite reducir el tiempo de desarrollo, evita los contenidos duplicados, y aumenta la viralidad de los contenidos ya que permite compartirlos de una forma mucho más rápida y natural.

Diferencias entre diseño web adaptativo y el llamado “responsive”

Como ya mencionamos con anterioridad, el diseño web responsive, reestructura en la pantalla del dispositivo los elementos de la web para optimizar todo el espacio disponible y ofrecer una excelente experiencia al usuario.

Esto se consigue estableciendo unas medidas de ancho y márgenes de diseño en tamaños proporcionales, en lugar de establecer valores fijos en los pixeles.
También se necestia utilizar “media queries” y hojas de estilo para poder fijar las CSS correspondientes a cada tamaño de pantalla.

Por ejempolo un menú horizontal se convierte en vertical si se visualiza en smartphones, evitando scrolls infinitos y organizando el contenido de una mejor forma.

Un diseño web adaptativo, por otro lado no es fléxible como el responsive. Utiliza tamaños fijos de pantalla preestablecidos, aunque no necesita tanto código como uno responsive para sus CSS.

 

Cuales son las mayores ventajas del diseño Responsive

Google no penaliza los sitios web responsive:

Aparecerá en los resultados de búsqueda Google para móviles.

Incrementa tu visibilidad en usuarios de tabletas y dispositivos móviles:

El aumento del uso de internet y la proliferación de las tabletas y los dispositivos móviles han sido las fuerzas motoras de este nuevo desarrollo. Típicamente los usuarios eran redirigidos a un sitio específico para su dispositivo (ej. versión móvil de la web), pero un diseño responsive permite ahora que el sitio web pueda verse en varios dispositivos.

Aumenta las ventas y el ratio de conversión:

Aporta coherencia en la visualización web. Esta coherencia tiene un impacto positivo en los ratios de conversión ya que el usuario está ya familiarizado con la navegación de la web en distintos dispositivos

Análisis e informes consolidados:

Tener un único sitio responsive significa que ya no tienes que seguir la pista de la navegación de tus usuarios, las rutas de conversión, embudos y redirecciones entre tus distintos sitios web. Herramientas de analítica web como Google Analytics están ahora optimizadas para gestionar múltiples dispositivos e informes de sitios webs con responsive design.

Mejora tu visibilidad para los motores de búsqueda:

El diseño responsive permite gestionar tu sitio web con muy pocos hypertext links, reduciendo así el tiempo dedicado a gestionar tu web. Esto permite centrarse en la difusión y mantener una estrategia SEO consolidada. Las campañas SEO puedes ser muy costosas y requerir mucho tiempo, pero con un diseño responsive, todos tus esfuerzos se centran en un único sitio, con una estrategia común para todos los dispositivos.

Ahorro de costes y tiempo en el desarrollo de la versión para móvil:

Una de las ventajas de optar por un diseño responsive es que se necesita menos tiempo que si se crea un versión móvil de la web, lo cual ha sido la solución más habitual hasta ahora. El tener que hacer pruebas en un mayor número de sitios web incrementa los costes de desarrollo, soporte y mantenimiento. Como los estilos son reusados y optimizados es posible utilizar metodologías estándar de pruebas.

Ahorro de tiempo y costes en la gestión del sitio web:

La gestión de un único sitio web simplifica las tareas de gestión de contenido y administración. Además una única interfaz para la administración puede ser fácilmente optimizada para la gestión del contenido o de las plantillas que se usan en cada dispositivo

Mejorar la experiencia de navegación offline:

El diseño responsive permite entregar contenido de calidad a tu comunidad a través de varios dispositivos, las capacidades de navegación offline del HTML5 permiten que el sitio web pueda ser fácilmente accesible “on the go”. El número de tabletas y móviles que permiten HTML5 está creciendo. Cada vez se consume más contenido, boletines de noticias… en aplicaciones web hybrid HTML5  sin una conexión a internet.

¿Cómo saber si un sitio web es responsive design?

Una forma sencilla desde nuestro ordenador o portátil es aumentando o disminuyendo el tamaño de la ventana de nuestro navegador, si el sitio web es  responsive observaremos que el contenido se adapta según variamos el tamaño de la ventana del navegador. Para un estudio más detallado podemos utilizar herramientas como The Responsivenator